Blog de Miguel Sánchez "El Patriota Español"

16 Oct 2020

16-10-2020 ¡¡CUANDO ESPAÑA TENÍA A LOS MAS VALIENTES HOMBRES, DESDE NUESTROS ABUELOS LOS ÍBEROS!! ¡¡AHORA ESTÁN EN UN PROFUNDO SUEÑO!!

Post by MIGUEL SANCHEZ EL PATRIOTA

¿DESPERTARÁN A TIEMPO, PARA SALVARLA?

DIVISIÓN AZUL: FRASES DE LOS ALEMANES SOBRE LAS TROPAS DE LA DIVISIÓN AZUL:

HITLER, al verlos dijo:

.- «Considerados como tropa, los españoles son una banda de andrajosos. Para ellos el fusil es un instrumento que no debe limpiarse bajo ningún pretexto. Entre los españoles, los centinelas no existen más que en teoría. No ocupan sus puestos, y si los ocupan es durmiendo. Cuando llegan los rusos, son los indígenas los que tienen que despertarlos».

Hitler, una vez que vio como luchaban, cambió su opinión y dijo:

.- «No han cedido nunca ni un palmo de terreno. No tengo idea de seres más impávidos. Apenas se protegen. Desafían a la muerte. Lo que sé es que los nuestros están siempre contentos de tener a los españoles como vecinos de sector».

.- «Son extraordinariamente valientes, duros para las privaciones», aunque, volvió a recalcar, «ferozmente indisciplinados».

.- “Ni hablar. Los españoles ya gobernaron una vez el mundo, son el único pueblo mediterráneo verdaderamente valiente e inmediatamente organizarían guerrillas en nuestra retaguardia. No se pueden entrar en España sin permiso de los españoles.”

.- “Con soldado español y mando alemán conquistaré el mundo”

General de artillería Jürgens, comandante del XXXVIII Korps de la Wehrmacht:

.- «Ni siquiera la Providencia ha sido capaz de frenar la valentía y lealtad de la División Azul».

.- «Los voluntarios españoles organizados en la División Azul están luchando, hombro con hombro con los soldados alemanes en uno de los más difíciles sectores del Frente Este. La División Azul está desplegada sin interrupción en la primera línea. Los soviéticos han tratado continuamente de romper el sector, y en todos lados los heroicos voluntarios españoles han sido capaces de hacer retroceder tales ataques causando pérdidas enormes al enemigo».

.- «Si en el frente se encuentra con un soldado desarrapado, sucio, con sus botas deslustradas y la guerrera desabrochada, manténgase atento, él es un héroe, él es un español».

General alemán Sepp Dietrich:

.- “Cuando veáis a un soldado desaliñado, indisciplinado y sin afeitar, cuadraos. Es un héroe español. Son valientes, duros, no ceden ante nada, ¡que orgullo me da que los españoles estén con nosotros!”

Así es como se veía en Alemania a la División Azul, los 50.000 soldados enviados desde España a las órdenes de Agustín Muñoz Grandes para combatir el comunismo en la  Segunda Guerra Mundial. Y hombres que, más allá de ideas políticas rojas, azules o fucsias, protagonizaron una infinidad de actos heroicos en la estepa rusa frente a los carros de combate de Iósif Stalin. Valga como ejemplo el cabo  Antonio Ponte, quien se lanzó de bruces contra un blindado soviético armado con una granada para evitar que este destruyera un puesto médico de su unidad. Sus actos, como los de los soldados republicanos que combatieron a Rommel como jabatos, no dejan de ser hechos históricos.

La historia, historia es. Y por ello, más de ochenta años después de que comenzara la Segunda Guerra Mundial, los restos de varios miembros de la División Azul que se dejaron la vida en el infierno helado de la Unión Soviética han sido devueltos a España en las últimas semanas. Por el momento, cinco han sido los nombres de los combatientes que han regresado a nuestro país: Francisco Redondo García, Esteban Heredero, José Ramón García Espina, José Alemany y Lázaro Garrido Vergara

La llegada de voluntarios fue masiva. «Se dieron casos familiares extremos, como el ofrecimiento conjunto de hasta tres y cuatro hermanos, o el de un padre con todos sus hijos», determina Xavier Juliá en su obra, «División Azul». Sin embargo, la mayor afluencia fue sin duda de universitarios. Así, tras aproximadamente una semana de inscripciones, el 2 de julio finalizó la fecha para alistarse en la División Azul, conocida por los alemanes como «Blau división» o «250. Einheit spanischer Freiwilliger» (250 Unidad de voluntarios españoles). Ansiosos, sus 18.000 integrantes, al mando de Agustín Muñoz Grandes, esperaban la orden de partir.

Unos 10 días después, la orden se hizo realidad, pues  Francisco Franco hizo marchar a la División Azul hacia Baviera (Alemania), donde tendrían su primer contacto con los nazis y llevarían a cabo su instrucción en un campamento militar instalado al lado del pueblecito bávaro de Grafenwöhr, a pocos kilómetros de Nuremberg.

«Hicimos el adiestramiento en sólo dos meses cuando lo normal era en tres. Los alemanes quedaron sorprendidos de nuestra preparación porque todos teníamos una vocación clara y todos estábamos ilusionados en ir y aprender», señala Sanz, uno de los últimos en llegar al campo. Ellos fueron los primeros de un total de 50.000.

Historia viva. La Batalla de Krasny Bor.

0 Comments

Leave a Comment